Hipertensión (presión arterial alta)

Yoga para la presión y la hipertensión

Pin
Send
Share
Send
Send


Presión arterial: actúa en las paredes de las arterias, surge del movimiento de la sangre a través de ellas. Cuando este indicador es más alto de lo normal, la condición se define como hipertensión, si es más baja, hipotomía. Ambos síntomas son desagradables y causan muchos inconvenientes, por lo que su efecto debe reducirse. ¿Es posible normalizar la presión arterial sin tomar medicamentos? El yoga con presión arterial mejora el estado general, el flujo sanguíneo y los órganos internos.

Yoga con hipertensión arterial

El yoga a alta presión no debería ser demasiado agotador; si te acercas a las clases normalmente, te brinda placer y paz. El entrenamiento regular debería aumentar gradualmente la carga. En la primera clase de yoga para reducir la presión, haga un sesgo en los ejercicios de respiración y relajación. Las prácticas respiratorias tienen un efecto beneficioso sobre el sistema nervioso central, relajan el cuerpo y ayudan a aliviar el estrés. Con mayor frecuencia, para pacientes hipertensos, se recomienda la meditación que alivie la tensión muscular. Para reducir la presión, el complejo de ejercicios no es suficiente, es necesario cumplir con algunas reglas:

  • Duerme lo suficiente. Intenta prestar más atención a la utilidad de tus vacaciones. Esta es la base fundamental de la salud y la longevidad. El sueño recarga energía vital en nuestro cuerpo todas las noches, trata de no impedir este proceso y ve a la cama temprano. El yoga por presión elevada contribuirá al sueño normal.
  • Deja de tomar café, alcohol y cigarrillos. Los malos hábitos solo agravan la condición de las arterias, mientras que el efecto curativo del yoga, que reduce la presión arterial, se reduce.
  • Buena nutrición Nuestra salud depende directamente de una nutrición adecuada. Elimine los alimentos grasos y fritos de su dieta. Al comer tales alimentos, logrará una disminución en el efecto del yoga. Coma más verduras y frutas, una variedad de cereales, carne magra.
  • Evita situaciones estresantes. Evite trabajar demasiado durante mucho tiempo en la computadora. Intente reaccionar con la mayor calma posible ante situaciones no planificadas para reducir la presión.
  • Con clases de yoga sistemáticas para normalizar la presión, el uso de drogas que disminuyen la presión se puede detener gradualmente.
  • Evita el ejercicio pesado.

Alivio de presión de yoga mudra

Para reducir la presión arterial, ofrecemos elementos inusuales de la práctica de Yoga Mudra. El yoga a baja presión para aumentar la presión se practica con bastante frecuencia.

Mudra es un gesto o una postura que caracteriza el estado del alma de una persona, expresa el campo de energía interno. Mudras se han utilizado durante siglos en diversas tradiciones del yoga. La energía positiva creada en el cuerpo sabio mejora la condición de todo el cuerpo y crea un escudo psicológico contra los estímulos negativos externos.

Posición inicial - posición de loto. Si sus articulaciones aún no están listas para esta posición, cruce las piernas en una posición más cómoda.

Comienza tu clase de yoga para bajar la presión con la respiración. Mientras exhalas, dobla los brazos en el namaste detrás de la espalda al nivel de los omóplatos. Mantenga la espalda recta, trate de relajar las manos tanto como sea posible. Tome algunas respiraciones profundas más. Cuando esté listo, mientras exhala, incline la cabeza y el cuerpo hacia el piso. Si la flexibilidad aún no le permite completar el mudra, haga la inclinación dentro de sus posibilidades. En la posición extrema, debe detenerse, sentir cómo la vértebra se estira después de la vértebra, músculo tras músculo y contener la respiración en un período de tiempo cómodo.

Asegúrese de que sus piernas y glúteos no se caigan del piso. Cuando inhales, regresa tus manos a su posición original y gradualmente desenrolla el cuerpo. Respira hondo y exhala. Luego descanse, acuéstese sobre la colchoneta boca arriba, tome una posición agradable para usted y cierre los ojos. No olvides respirar profundamente, purificar tus pensamientos tanto como sea posible y cerrar los flujos de tu energía.

Como yoga terapéutico para la hipertensión, el siguiente mudra de mano sin complicaciones es perfecto.

Primero, cruce los dedos medio y anular. Luego haz lo mismo con los dedos pequeños de ambas manos. Enderezamos el dedo índice izquierdo y lo presionamos contra la base del índice.

Alinee el pulgar en la mano izquierda. Doblamos el dedo índice de la misma mano y luego lo presionamos hacia el dedo índice de la mano derecha. Doblamos el pulgar de la mano derecha y lo colocamos debajo del dedo índice doblado de la mano izquierda.

Ponerse a la meditación. Posición de inicio: como al comienzo del ejercicio, la posición de loto o la pierna cruzada "en turco". Pon tus manos sobre tus rodillas. Cierra los ojos y sumérgete en tu mundo interior. Desplácese por los momentos agradables de su vida, piense en cambios positivos, prepárese para el bien y trate de desconectarse del mundo exterior, creando un sentimiento de felicidad dentro de usted.

Este complejo reducirá efectivamente los síntomas de hipertensión.

Los ejercicios de yoga para bajar la presión arterial son bastante efectivos y pueden ser realizados por personas de diferentes edades.

Yoga bajo presión reducida

Si usted es de esa categoría de personas que no pueden despertarse hasta que toman una taza de café y experimentan somnolencia constante durante todo el día, entonces puede ser hipotenso. El yoga a baja presión sin intervención médica ayudará a una persona a sentirse mejor desde las primeras semanas de entrenamiento.

No todos los ejercicios de yoga para aliviar la presión son fáciles. Inclinarse sobre las piernas rectas, parada de cabeza, agitación: todo esto puede causar ligeros mareos e incomodidad. Si no se siente bien durante un entrenamiento, relájese en las posturas relajantes, de las que hablaremos más adelante.

El yoga para aumentar la presión se realiza mejor por la mañana. Sin embargo, para las personas que sufren este problema, esto a veces es difícil. Si quieres darte vigor durante todo el día y olvidarte del letargo por la mañana, comienza tu día con ejercicios de yoga para normalizar la presión.

¿Es posible hacer yoga con presión por las tardes? La respuesta es positiva, sin embargo, es mejor elegir posturas relajantes que preparen el cuerpo para dormir.

Si desea lograr el máximo resultado del tratamiento, debe cumplir con algunas reglas:

  • Agregue más proteínas a su dieta.
  • Estar al aire libre más. Intente hacer yoga al aire libre o ventile bien la habitación antes de entrenar. Esto ayudará a saturar la sangre con oxígeno.
  • El sueño completo es un factor importante en el tratamiento del yoga bajo presión reducida.
  • Antes de entrenar, se recomienda tomar una ducha de contraste.
  • Reemplace el café en la mañana con té verde. También tiene más beneficios y cafeína. Además, puedes tomar infusiones de hierba de limón y ginseng.

Presta atención a las reglas de yoga dadas anteriormente, porque cada una de ellas es importante para obtener el máximo efecto.

Posturas de yoga para aumentar la presión

Con presión reducida, es necesario realizar ejercicios especiales que aumenten la presión y normalicen el estado general.

Pies separados al ancho de los hombros. Respira hondo: levanta las manos por encima de la cabeza y recoge las palmas en el namaste. Acumulamos energía y alcanzamos el cielo con todo nuestro cuerpo. Al exhalar, baje las palmas reunidas hacia el pecho y cierre los ojos. Respiramos profundamente y repetimos el ejercicio 3 veces.

Mudra de manos "Flecha Vajar". Realizamos lo siguiente: conectamos las palmas, luego entrelazamos los dedos meñiques, el anillo y los dedos medios de ambas manos. El índice y los pulgares permanecen enderezados.

Pose de arado. Posición inicial: acostado. Al exhalar, nos movemos hacia los hombros, manteniéndonos con los brazos doblados por los codos. Luego comenzamos a bajar suavemente las piernas lisas hacia el piso, formando un ángulo. Manténgase en esta posición, acompañando la tensión de los músculos con la respiración profunda. Esta pose de yoga aumenta la presión arterial.

La pose del niño. Una postura relajante que le permite ganar energía y relajarse.

Posición inicial: sentado sobre tus pies. Nos acostamos en el suelo, doblando gradualmente el cuerpo. Descansamos nuestra frente sobre la colchoneta. Los brazos se colocan a lo largo del cuerpo. Tratamos de relajarnos lo más posible y reponer nuestras fuerzas.

El ejercicio de yoga por presión es una excelente manera de mejorar su salud, ponerse en buena forma y relajar su sistema nervioso. Este es un complejo completo que hace que sea más fácil soportar el estrés, mejorar la autoestima y agregar energía a ti mismo. Después del primer entrenamiento no sentirá molestias. Los ejercicios de yoga para normalizar la presión se construyen de tal manera que se pueden realizar a un ritmo e intensidad individuales. Cada vez, las posturas se realizan con mayor facilidad y los beneficios de la ejecución sistemática son mayores. El yoga es perfecto tanto para la presión arterial alta como para la baja. Al elegir un conjunto de ejercicios para su caso, se sentirá genial todos los días.

Si encuentra un error, seleccione un texto y presione Ctrl + Enter.

¿Es posible hacer hipertensión de yoga?

¡Se ha demostrado que las clases de yoga no solo mejoran el bienestar, sino que también reducen los síntomas de la hipertensión! La implementación correcta de los ejercicios diarios ayuda a reducir la dosis de medicamentos para la presión.

La hipertensión arterial no es una razón para renunciar a sus entrenamientos habituales. La terapia de ejercicio es una forma de mantener su salud y estado físico. Y si antes de diagnosticar la presión arterial alta nunca ha estado involucrado en educación física, entonces es hora de hacerlo ahora.

Para pacientes hipertensos es necesario aprender a lidiar con el estrés. El aumento de la resistencia al estrés es promovido tanto por ejercicios ordinarios como por otras prácticas útiles. Estas son sesiones de relajación y auto-entrenamiento, clases de yoga.

La consulta del médico tratante y el terapeuta de yoga es necesaria antes de comenzar las clases.

Estos especialistas evalúan el estado general de salud y la gravedad de la enfermedad. Con base en estos datos, establecen objetivos y forman un programa de capacitación individual.

Yoga hipertensivo

Muchas personas creen erróneamente que con la presión arterial alta, los deportes y cualquier actividad física están contraindicados, y el mejor tratamiento y recuperación es descansar. Esta creencia es cierta cuando las personas comienzan un entrenamiento demasiado activo sin ningún entrenamiento. Con la hipertensión, solo se logra un efecto positivo al aumentar gradualmente la actividad física, en la que participan ciertos grupos musculares. Y el yoga puede dar tanta carga.

El yoga de la hipertensión arterial está diseñado teniendo en cuenta la comprensión de las características de la enfermedad y las necesidades del cuerpo.

Se pueden hacer ejercicios para bajar la presión arterial en cualquier momento del día, si se cumplen las siguientes condiciones:

  • Sentirse bien
  • Después de comer unas horas,
  • No hay necesidad de ir al baño
  • El entrenamiento se lleva a cabo en un ambiente tranquilo,
  • Después de cada ejercicio, se administran unos 10 segundos para restablecer la respiración,
  • Puede ducharse no antes de 15 minutos después de la gimnasia.

Las clases de yoga para normalizar la presión tienen algunas limitaciones:

  • No realice asanas que requieran una posición sobre los hombros o la cabeza,
  • No puede realizar asanas que requieren una fuerte desviación de la espalda y elevar las piernas desde una posición sentada.

Si durante la ejecución de las asanas el pulso aumenta notablemente, las clases deben suspenderse.

Para restaurar el funcionamiento normal del sistema cardiovascular, la respiración y la presión, necesita:

  1. Acuéstate boca arriba
  2. Cierra los ojos
  3. Relajarse
  4. Concéntrese en la respiración y los latidos del corazón.
  5. Tome algunas respiraciones y salidas pares y profundas.

Ejercicios útiles para aliviar la presión.

El yoga para bajar la presión arterial se usa para pacientes de cualquier edad.

En cualquier etapa de la enfermedad, los ejercicios contribuyen a:

  • fortalecimiento general del cuerpo,
  • mejorando la actividad del sistema nervioso central,
  • normalización de la circulación sanguínea,
  • disminución del tono vascular
  • reducción de dolor de cabeza, mareos, severidad.

Se recomienda a los pacientes hipertensos que realicen ejercicios simples para estirar los músculos del hombro y fortalecer el pecho.

Un complejo seleccionado correctamente ayudará a aliviar la tensión de la columna vertebral y la columna cervical.

Pose de cadáver

Una de las principales posturas en el yoga es la pose de cadáver o savasana. La ejecución adecuada de este ejercicio conduce al éxito en la realización de otras técnicas.

Realízalo así:

  1. acuéstate boca arriba
  2. debes asegurarte de que la mayor parte de tu espalda esté en contacto con el piso,
  3. Extendemos nuestros brazos a lo largo del cuerpo, giramos las palmas hacia arriba, doblamos ligeramente los dedos, colocamos las manos a unos 10 cm de las caderas,
  4. cierra nuestros ojos
  5. separamos nuestras piernas al ancho de los hombros, dirigimos nuestros pies en diferentes direcciones,
  6. tratamos de relajar completamente el cuerpo, podemos abrir la boca y colocar la lengua relajada detrás de los dientes superiores,
  7. Extendemos el cuello,
  8. alternativamente, de un lado y del otro, relajamos el hombro, luego el antebrazo y luego el codo, la muñeca y los dedos,
  9. relajamos la pelvis y las nalgas, el diafragma y el abdomen, los costados y las costillas, el pecho,
  10. relaja la espalda tanto como sea posible
  11. concentrarse en respirar en un ritmo natural, respirar por la nariz,
  12. Se considera que el ejercicio se realiza correctamente si se siente un cuerpo pesado, inmóvil y completamente relajado.

¡El ejercicio se realiza de 30 a 40 minutos, de 2 a 3 veces al día! En la mañana después de levantarse, un par de horas después del almuerzo, así como en la noche. Es recomendable ir al baño antes de hacer el ejercicio.

Para salir de shavasana correctamente, debe mover los dedos y luego las piernas. Levante las manos, gire hacia el lado derecho y tómese su tiempo para sentarse.

El yoga a alta presión solo debe realizarse con el permiso de un médico.

Primera etapa

La primera etapa (tres semanas): solo toma una asana de shavans, una de las más importantes en el yoga. Su otro nombre es la pose del cadáver. Se realiza una asana mientras está acostado boca arriba. Debe acostarse para que toda la espalda esté en contacto con la superficie del piso. Las manos se extienden a lo largo del cuerpo, los dedos están relajados y ligeramente doblados, las palmas se encuentran a unos diez centímetros de las caderas.

Es muy importante lograr una relajación completa, respirar profunda y uniformemente por la nariz. Intenta dejar ir todos los pensamientos. La meditación tranquila ayuda a la relajación. Asana se realiza durante 35-45 minutos. Dejan la asana gradualmente: los dedos de las palmas y los pies comienzan a moverse primero, luego levantan las manos, doblan las rodillas, se vuelcan de lado, se sientan. Chavansa restaura bien la respiración y normaliza el funcionamiento del músculo cardíaco.

El yoga de alta presión requiere un cierto enfoque. Cada vez, antes y después de realizar los chavanes, debe medir la presión.

Si realiza los shavans al menos dos veces al día, puede notar una tendencia positiva en la reducción de la presión. Si la presión permanece en un nivel alto, debe introducir una versión adicional de la asana.

Pavanmuktasana

Esta pose se llama la pose de la emisión de vientos.

Se recomienda realizarlo de 4 a 6 veces al día en un ritmo conveniente de acuerdo con el siguiente esquema:

  • Acuéstese sobre su espalda, coloque sus brazos a lo largo de su cuerpo, mire frente a usted,
  • tira de la pierna derecha doblada por la rodilla hacia el pecho,
  • pon la mano derecha sobre el tobillo y la izquierda sobre la rodilla del pie derecho,
  • presione la rodilla contra el pecho, tratando de no presionar el tobillo,
  • 6-8 segundos para realizar el ejercicio, y luego volver a su posición original,
  • De 5 a 6 segundos para descansar y repetir el ejercicio desde la otra pierna.

Asana Pavanmuktasana

El segundo nombre de la asana es un soplo de viento. Se puede realizar hasta cinco veces al día. Comience desde una posición prono en el piso. Las manos se extienden a lo largo del cuerpo.Primero, la pierna derecha se dobla y sube, la rodilla se presiona contra el pecho. Mantener en posición durante 8 segundos. Se libera la rodilla, la pierna se relaja y la pierna baja. Un descanso entre un cambio de pie es de 6 segundos.

Uttanpadasana

Esta pose se llama la pose de levantar las piernas. No se recomienda para personas con problemas de columna.

El esquema de ejecución es simple:

  • Acuéstese de espaldas, estire los brazos a lo largo del cuerpo con las palmas hacia abajo, estire las piernas, los talones y los dedos de los pies presionados entre sí, mire hacia adelante,
  • inhala lenta y profundamente por la nariz y contén la respiración,
  • al momento de contener la respiración, levante lentamente una pierna a un nivel de 25-30 cm del piso y sostenga durante 3 a 4 segundos, con los siguientes enfoques, el tiempo de retención debe aumentarse a 6 segundos,
  • baje la pierna y descanse durante 5 a 6 segundos, y luego realice el ejercicio desde la otra pierna.

Cada pierna necesita ser levantada tres veces. Puede realizar el ejercicio hasta 6 veces al día.

La postura del cadáver debe realizarse después de ejercicios anteriores, y el tiempo puede reducirse ligeramente.

Ejercicio de padahastasan para hipotensión

Esta postura se llama "cabeza a pie" y se toma del complejo de ejercicios Surya Namaskar, o "saludo al sol".

Para las personas con una hernia del disco intervertebral en la presión lumbar y alta, esta asana está contraindicada.

Funciona así:

  • en una posición de pie, coloque las piernas de 60 cm de ancho entre sí,
  • mantén la cabeza recta, las manos hacia abajo, la respiración debe ser tranquila,
  • con una respiración lenta, levante las manos con las palmas hacia adelante,
  • Mientras exhalas inclínate hacia adelante y toca el suelo con las manos,
  • contenga la respiración y la postura durante 6 a 8 segundos, dejando la parte superior del cuerpo relajada y la parte inferior tensa y estable, la cabeza debe bajarse y no se debe sentir dolor ni tensión,
  • pon tus manos sobre tus piernas y endereza lentamente mientras inhalas,
  • descanse de 5 a 6 segundos.

Se recomienda hasta 4 veces al día para realizar este ejercicio.

Los ejercicios de respiración no solo contribuyen a la recuperación general, sino que también ayudan a calmarse, relajar el cuerpo y reunir pensamientos. Esta técnica combina la respiración diafragmática, clavicular y costal. Es con ella que los principiantes comienzan a dominar el yoga.

Una técnica llamada Anuloma-Viloma Pranayama es adecuada para las actividades diarias. Cierre la fosa nasal derecha con la mano e inhale lentamente por la fosa nasal izquierda. A continuación, debe cerrar la fosa nasal izquierda y exhalar por la derecha. Es necesario repetir la inhalación y la exhalación en la dirección opuesta. El ejercicio debe realizarse varias veces. Ayuda a relajar y aliviar la tensión nerviosa.

Tercera etapa

Ir a la tercera etapa en la sexta semana de entrenamiento. No se recomienda pasar a la tercera etapa sin haber completado completamente las dos primeras. La tercera etapa consta de 5 asanas.

Pranayama: respiración curativa. Para realizar el ejercicio, debe sentarse lo más cómodo posible. Si tiene experiencia y preparación, puede tomar la posición de loto. Debes mirar hacia adelante mientras realizas una asana. Palmas para relajarse y ponerse de rodillas, almohadillas táctiles para el pulgar y el índice. Luego se realiza una exhalación lenta por la nariz, se levanta el estómago. Es muy importante exhalar completamente todo el aire de los pulmones. Se hace una pausa de dos segundos. La inhalación también es por la nariz, lenta y profunda. Hay una pausa de dos segundos entre la inspiración y la espiración. Realiza una asana de 10 a 16 veces.

Contraindicaciones

Dado que las posturas invertidas provocan un aumento de la presión arterial, no se recomienda realizar hipertensión.

También se deben excluir otras prácticas peligrosas:

  1. asanas pesadas con asanas,
  2. desviaciones
  3. torsión profunda
  4. ejercicios de fuerza con fijación larga,
  5. retrasos
  6. ejercicio de respiración "kapalabhati", destinado a limpiar los pulmones,
  7. Ejercicio de respiración Bhastrika simulando el trabajo del fuelle de herrero.

Al hacer yoga con hipertensión y tener buena salud, no debe olvidarse de los exámenes médicos regulares. Controlar la presión arterial, el colesterol y otros factores de riesgo puede mantenerse en buena forma y reducir la probabilidad de recurrencia de hipertensión severa.

CONTRAINDICACIONES DISPONIBLES
CONSULTANDO A SU MÉDICO NECESARIO

Autora del artículo Svetlana Ivanova, médico general.

Garza Asana

Santulasana se realiza desde una posición de pie. La primera pierna se dobla para que el talón se presione lo más posible hasta el muslo de la pierna izquierda. Los dedos del pie están unidos con la palma derecha. La mano izquierda se levanta. En esta posición, debes pasar 7 segundos. Dejan la asana gradualmente: la mano cae, se sueltan los dedos, la pierna vuelve a su posición original. Entre realizar asanas con el lado opuesto del cuerpo, un descanso de 6 segundos. Debe comenzar con cuatro ejercicios por día, aumentando gradualmente el número de enfoques a seis.

Las asanas cuarta y quinta son pavanmuktasana y chavansa. Puedes realizarlos tanto como quieras.

La presión arterial alta no se limita a estas asanas. Puedes recoger otros ejercicios. Hay muchos sitios temáticos donde no solo se describen los ejercicios en detalle, sino que también hay videos instructivos. Las lecciones están diseñadas para personas con diferentes niveles de capacitación, y todos pueden encontrar algo adecuado para ellos. Lo principal es recordar que no puede realizar asanas de potencia y aquellas que requieren una larga estadía en una posición difícil.

Para un tratamiento más efectivo de la hipertensión con yoga, es necesario controlar la nutrición.

Yoga para distonía

Con distonía vegetovascular, el yoga no es menos útil. Esta enfermedad se caracteriza por la excitabilidad y una reacción tardía, que los ejercicios de yoga funcionan bien. Con VVD, se recomienda realizar no solo asanas físicas, sino también asanas destinadas a restaurar la respiración. También es necesario realizar mudras. Los mudras son más fáciles de realizar e incluso los principiantes pueden hacerlo. Incluyen trabajar con conciencia y estimular la apertura de canales de energía. Es una buena práctica practicar nidra. Este es un tipo separado de yoga en el que el énfasis principal está en la meditación y la concentración en los latidos del corazón y la respiración. Con la ayuda de nidra, puede resolver eficazmente el estado psicológico.

El yoga para VVD se usa según el tipo de enfermedad. La enfermedad hipotónica más común, en la que se recomienda:

  • Realizar asanas más dinámicas,
  • Asanas diseñadas para activar las glándulas suprarrenales,
  • Asanas destinadas a activar el trabajo de los órganos internos,
  • Asanas destinadas a activar la glándula tiroides.

La forma hipertónica de la TIR es menos común y está asociada con una mayor presión y excitabilidad.

Cuando se recomienda VVD hipertensivo:

  • Ejecución regular de shavansans,
  • Rendimiento regular de asanas que requieren pendientes lentas,
  • Realice asanas a intervalos suficientes para restablecer la respiración y la frecuencia cardíaca,
  • Realice asanas de energía acostada sobre su espalda por no más de unos minutos al día.

Para que los ejercicios de yoga bajen la presión arterial y sean efectivos para aliviar los síndromes desagradables, debe hacer ejercicio regularmente. Otra condición importante bajo la cual el yoga restaurará el ritmo normal del corazón, es el uso de grandes cantidades de agua. Las asanas que reducen la presión arterial siempre deben realizarse lentamente y con una respiración suave y tranquila. Es muy importante no esforzarse por lograr un rendimiento perfecto, sino sentir la relajación en los músculos, dar una carga competente al corazón y aprender a controlar la respiración.

Pin
Send
Share
Send
Send